Reactivación económica e igualdad de Género Norma 3262 (Parte 1)

enero 6, 2022 Artículos, Post

Igualdad de Género

Es sabido que la crisis provocada por el COVID-19 no fue sólo sanitaria, sino que tuvo repercusiones en distintas dimensiones de nuestra vida en sociedad. La lista de consecuencias es larga. Solo en el área de salud, ahora el sistema sanitario debe abordar olas de tratamientos postergados y problemas de salud mental en un porcentaje significativo de la población.

Pero no solo en salud tenemos temas pendientes. La pandemia afectó de manera particular a las mujeres.

Durante estos meses se evidenciaron o exacerbaron desigualdades en materia de género. Entre estas, hubo un alza significativa en casos de Violencia Intrafamiliar (VIF)[1]. Por otra parte, la tasa de participación de las mujeres retrocedió cerca de una década.

El primer dato, escalofriante por decir lo menos, nos habla de una deuda profunda: como sociedad no hemos logrado erradicar todas las formas de violencia hacia las niñas y las mujeres.

¿Es posible alcanzar el desarrollo, ser líderes en la región, si la mitad de la población está expuesta a la violencia, solo por ser mujeres?

¡No!

En esta materia la Agenda 2030 sobre el Desarrollo Sostenible aprobada por ONU, plantea entre sus 17 objetivos para el desarrollo sostenible (ODS) el ODS 5: alcanzar la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y niñas. Entre las metas de este ODS se establece la erradicación de todas las formas de discriminación hacia las niñas y mujeres y la eliminación de todas las formas de violencia, tanto en el mundo público como privado, de la que son objeto niñas y mujeres.

No solo eso, la igualdad de género es transversal en los ODS. Erradicar la pobreza (ODS 1), el hambre (ODS 2), proveer de salud y bienestar para todas las personas (ODS 3), Educación de calidad (ODS 4) y otros objetivos, solo son alcanzables si se atiende a las distinciones de género y se toman medidas para corregir las inequidades que afectan de manera particular a niñas y mujeres.[2]

En suma, mientras haya violencia hacia mujeres y niñas y persistan otras formas de desigualdad que las postergan, el desarrollo será una quimera. 


[1] Entre otros: https://www.cnnchile.com/pais/aumento-casos-violencia-mujer_20210119/

https://www.ciperchile.cl/2021/03/09/violencia-contra-la-mujer-en-la-cuarentena-denuncias-bajaron-96-y-llamadas-de-auxilio-aumentaron-438/

[2] Acerca de los ODS, se sugiere consultar https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/

Escrito por:

Paula de la Fuente Stranger, Especialista en Género, Aporto Consultoría.

Recibe los mejores artículos de Economía Circular en tu email cada semana.

Descarga nuestro Brochure

Ingresa un e-mail para enviar nuestro Brochure adjunto a tu Correo Electrónico.